Tecnobotánica de México

SALMOVIT ®

ACEITE DE SALMÓN

Regresar

CÁPSULAS
60 cáps.

2119

Precio: $155.66MXP


No causa IVA
Código: 2119
Ingredientes:

ACEITE DE SALMÓN



Ficha técnica
Ver técnica pdf
Compartir por correo
Agregar a mi Carrito
CÁPSULAS
1kg cáps.

2130

Precio: $2,815.75MXP


No causa IVA
Código: 2130
Ingredientes:

ACEITE DE SALMÓN



Ficha técnica
Ver técnica pdf
Compartir por correo
Agregar a mi Carrito
EMULSIÓN
220ml

3605

Precio: $181.41MXP


No causa IVA
Código: 3605
Ingredientes:

ACEITE DE SALMÓN
LECITINA DE SOYA (Glycine max L.)



Ficha técnica
Ver técnica pdf
Compartir por correo
Agregar a mi Carrito


Información de los principales ingredientes:

Los coágulos de sangre son masas de sangre semi-sólida. Normalmente la sangre fluye libremente por las venas and arterias. Algo de coagulación sanguínea, o coagulación, es necesaria y normal. La coagulación de la sangre ayuda a detener el sangrado, si usted se ha cortado o lastimado. Sin embargo, mucha coagulación puede causar serias complicaciones.

Luego de su formación, un coágulo sanguíneo puede permancer estacionario (denominado trombosis) y bloquear el flujo, o romperse (llamado embolismo) y viajar a varias partes del cuerpo.

Hay dos tipos diferentes de coágulos:

Los coágulos arteriales son los que se forman en las arterias. Una vez formados, los coágulos arteriales causan síntomas inmediatamente. El hecho de que este tipo de coágulo no permite que el oxígeno llegue a los órganos vitales, puede causar una variedad de complicaciones tales como ataques cerebrales, ataques cardíacos, parálisis y dolor intenso.

Los coágulos venosos son aquellos que se forman en las venas. Los coágulos venosos, por lo general, se forman lentamente durante un período de tiempo. Los síntomas de los coágulos sanguíneos venosos se hacen más notables en forma gradual.

Los coágulos sanguíneos pueden formarse en muchas partes diferentes del cuerpo, presentando en cada área síntomas diferentes:

Piernas y brazos: los síntomas de los coágulos sanguíneos en las piernas y en los brazos varían y pueden incluir dolor o calambres, hinchazón, sensibilidad, calor al tacto, o piel de color azulada o enrojecida. Los coágulos que ocurren en venas grandes se denominan trombosis venosa profunda (TVP). Los coágulos sanguíneos también pueden ocurrir en venas más pequeñas, más superficiales (más cercanas a la piel).

Corazón: síntomas comunes de los coágulos sanguíneos en el corazón incluyen dolor en el pecho y el brazo izquierdo, transpiración y dificultad para respirar.

Pulmones: los síntomas más comunes incluyen falta de aliento o dificultad para respirar, dolor de pecho y tos. Otros síntomas que podrían o no ocurrir son transpiración, piel decolorada, hinchazón de las piernas, latido del corazón y/o pulso irregular y mareos.

Cerebro: los pacientes con coágulos sanguíneos en sus cerebros pueden experimentar problemas con la visión o el habla, ataques cerebrales y debilidad generalizada.

Abdomen: los síntomas de coágulos sanguíneos abdominales pueden incluir dolor abdominal severo, náuseas, vómitos y diarrea, y/o materia fecal con sangre.

Un coágulo sanguíneo puede ser mortal dependiendo de la ubicación y la severidad.

El "ACEITE DE SALMÓN" cuenta con propiedades que resultan altamente benéficas para el cuerpo, ya que además de estar compuesto por Omega 3, EPA y DHA, también aporta una serie de minerales hasta 25 veces más que cualquier otro alimento de origen animal.

Entre estos, destacan la presencia de vitaminas liposolubles que son necesarias para mantener los huesos fuertes (vitamina D), estimular la formación de células (Vitamina A) y aportar agentes antioxidantes (Vitamina E) para mantener en un estado de salud óptimo el sistema inmunológico.

Ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre e impide la formación de coágulos, evitando trombos, infartos de miocardio o, incluso, infartos cerebrales.

(Fuente: http://www.sanoysaludable.com/el-aceite-de-salmon/)


Opinión de expertos:

"La arterioesclerosis es ocasionada por el endurecimiento de las arterias que ocasiona que sus paredes se hagan más gruesas y pierden elasticidad y aunque se desconoce su origen, se cree que se desarrolla cuando se deteriora el endotelio, que es la capa más profunda de las arterias.

Este deterioro generalmente es consecuencia natural del envejecimiento y/o la presencia de colesterol que en la sangre ocasionan que esta sustancia, junto de restos de calcio y otras sustancias, se vaya acumulando en la superficie interna de las arterias y forme una placa que conforme va aumentando ocasiona el bloqueo y reducción del torrente sanguíneo.

El colesterol, es una sustancia grasosa que se produce en el hígado y se adquiere también de algunos alimentos y si bien de forma normal circula en la sangre y es un componente natural y fundamental de las membranas celulares y de diversas hormonas, cuando existe en exceso en el sangre representa un peligro muy grande para la salud.

La formación de placas puede afectar cualquier arteria del organismo ocasionando diversos problemas circulatorios, pero es más frecuente y peligrosa la que obstruye las arterias coronarias y la arteria carótida, encargada de transportar sangre al cerebro, ya que su taponamiento puede dar por resultado un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Entre los síntomas o señales de la arteriosclerosis están: dolor o angina de pecho, problemas respiratorios, hipertensión arterial, reducción de la actividad mental e insuficiencia renal.

Entre los factores de riesgo para desarrollarla están:
- La diabetes, que aumenta el riesgo de endurecimiento prematura de las arterias coronarias.
- El sobrepeso y la obesidad.
- La alimentación que incluya alimentos con alto contenido en colesterol.
- El tabaquismo.
- El consumo exagerado de bebidas alcohólicas.
- El sedentarismo y la falta de ejercicio regular que no favorecen la circulación sanguínea.
- Los antecedentes familiares con problemas cardiacos.
- El padecer también ateroesclerosis.

Otras causas de arteriosclerosis son la hipercolesterolemia familiar, enfermedad genética que se caracteriza por niveles de colesterol sumamente elevados. Quienes la padecen sufren a menudo ataques al corazón en la juventud y en ocasiones también durante su infancia". (Fuente: Roberto Gaona. Director Revista Cubana de Hematología, Inmunología y Hemoterapia. No. 3. Vol, 27, La Habana, 2011)



Carrito de compras

Compra mínima $500.00
Envío gratis. Sólo dentro de la República Mexicana.

Productos (0 artículos)
No hay productos en tu carrito.
Subtotal en dólares: $0.00 USD Subtotal: $0.00 MXP
Ver formas de pago


Más vendidos el día de hoy